Responsabilidad Ambiental

  

En sintonía con las prácticas internacionales de responsabilidad ambiental, la sostenibilidad es la base de la política de gestión de GlassecViracon en su parque industrial. El compromiso de la empresa se apoya en los cuidados con el proceso de fabricación de los productos, que incluyen el tratamiento de efluentes y el reciclado de materiales, y se extiende a la creación de vidrios sostenibles, contribuyendo a la reducción del consumo de energía en las edificaciones.

Toda el agua utilizada en el proceso de lapidación de vidrios pasa por un proceso de tratamiento. La separación entre el polvo de vidrio y el agua tiene lugar en la Estación de Tratamiento de Efluentes Industriales (ETE), instalada en la planta de GlassecViracon, a partir del estudio de una empresa homologada por la Compañía de Tecnología de Saneamiento Ambiental - Cetesb . El agua limpia vuelve al proceso de producción y el polvo de vidrio se envía a las instituciones de reciclado.
Los materiales reciclables, como el vidrio, la PVB, la madera, el plástico y el papel son separados y enseguida se envían a los fabricantes de láminas de vidrio, vidrieros e instituciones de reciclado, que los reutilizan tanto en sus procesos de producción como en el desarrollo de nuevos productos.
En la actualidad, los proyectos de edificios ecológicos están en el centro del debate mundial. Para GlassecViracon esto no es una novedad, puesto que desde hace muchos años es una empresa que invierte en tecnologías sostenibles. Ofrecemos docenas de alternativas que cumplen con los “requisitos verdes” a la vez que preservan el buen desempeño y las características estéticas del vidrio. El uso de la luz natural, por ejemplo, es una de las maneras más eficaces de reducir el gasto en energía. Los vidrios de control solar - reflectantes o low-e representan una importante estrategia para proyectos ecológicos, ya que permiten que la luz natural entre en la edificación, sin comprometer el confort térmico de los ambientes.